De alguna u otra manera, los diseñadores gráficos forman una parte muy importante de nuestras vidas. Y es que gracias a estos profesionales podemos ver plasmadas en un diseño editorial, un diseño web o un diseño multimedia ideas, historias o marcas.

Su labor de comunicación es indiscutible. Pero, ¿qué cualidades técnicas y teóricas debe tener un diseñador gráfico para transmitir todos esos mensajes, en todos esos campos, de manera clara y funcional?

Son varias las habilidades que debe reunir este profesional. A continuación, enlistaremos 5 de ellas.

Personalidad creativa e innovadora

Parece obvio, pero alguien que no sea creativo y se limite a imitar estilos de otros diseñadores nunca logrará sobresalir y generar una personalidad que lo caracterice. Además, con el paso del tiempo suele suceder que esa “chispa” creativa y diferenciadora se pueda apagar, por lo que siempre hay que seguir innovando para mantenerse vigentes.

Responder a problemas de comunicación

Según el Instituto Americano de Artes Gráficas (AIGA, por sus siglas en inglés), el diseñador gráfico debe tener habilidad para crear y desarrollar respuestas a problemas de comunicación, incluyendo entendimiento de jerarquía, tipografía, estéticas, composición y construcción de imágenes significativas. Asimismo, enfatiza en la habilidad para resolver problemas de comunicación, incluyendo la identificación del problema, investigación, análisis, generación de la solución, prototipos y pruebas de usuarios, así como la evaluación de los resultados.

Dominio de herramientas tecnológicas

El tercer requisito para tener una carrera exitosa es la experiencia técnica y un dominio pleno de las herramientas que son necesarias para producir y poner en práctica las soluciones. Sin embargo, como las herramientas tecnológicas están en constante evolución, en el mismo sentido hay que seguir un proceso de actualización permanente.

Conocimiento del entorno en todas sus manifestaciones

Un diseñador gráfico no solo debe estar al día en lo tecnológico. También debe estar en condiciones de entender los temas que están vinculados con lo social, lo cultural, lo cognitivo, lo económico y todos aquellos ámbitos que le permitan contextualizar esas ideas con el diseño.

Trabajo en equipo y espíritu de colaboración

El diseñador gráfico que quiera despuntar profesionalmente debe dominar las destrezas de comunicación verbal y ser buenos oyentes, capaces además de construir y sostener de manera positiva relaciones con los otros, incluso en momentos de presión. Además de ser capaz de desarrollarse en un ambiente organizacional y de trabajar en equipos interdisciplinarios, igualmente debe tener la habilidad de desempeñarse de forma individual como freelance o formar su propia agencia de diseño.

Aquí sale sobrando decir que el diseñador gráfico debe tener pasión y amar su trabajo para explotar todo su potencial. Si no tiene este ingrediente básico, será difícil que se enfrente a las horas extra, largas ediciones, briefing extraños o cargas de trabajo difíciles.

Medidas adoptadas por FlyMedia para hacer frente a la pandemia COVID-19